Published On: Mar, May 26th, 2020

CABORQUEÑOS KAMIKAZES EN LA PANDEMIA

Ya tendrán un cuarto frío para esperar a ser cremados
Por: José Alfredo Gastélum Rocha.

Caborca, Sonora, México, 25 de mayo del 2020.- En forma muy resumida, Kamikazes eran los pilotos suicidas japoneses que estrellaban sus aviones contra las flotas rivales en la segunda guerra mundial; sabían que morirían, pero se llevaban a muchos “enemigos” por delante.
Pues ahora miles de caborquenses, en medio de la pandemia de Covid-19 se comportan como Kamikazes, quizá de manera inconsciente, quizá pensando que no están contagiados y que no se contagiarán, o de plano valiéndoles madre lo que pase, pero se han brincado las trancas y eso del distanciamiento social, del quédate en casa, se lo pasan por el arco del triunfo.
El asunto es que al igual que los Kamikazes, quienes están contagiados –aunque no lo sepan- contagian a otro puño en las reuniones, en las colas de los changarros, sobre todo en las largas colas que se vieron para comprar cerveza donde no guardaban distancia, algunos no traían ni cubrebocas, andaban mujeres y personas de la tercera edad y otros tantos hasta acompañados de sus hijos menores.
Es cierto que ya a muchos se nos acabó la reserva para subsistir encerrados sin chambear y no hay de otra mas que salirle al toro para mantener a la familia, es cierto que los empleados de gobierno pueden cumplir eso del quédate en casa porque de cualquier forma siguen recibiendo su cheque quincenal, es cierto que cada quien es libre de hacer de “su deste un papalote”, perooo…
Lo que no se vale, es que pongan en riesgo a los demás, pues una cosa es salir a buscar el dinerito para el sustento familiar pudiendo cumplir con los protocolos al menos de sana distancia y usando el cubrebocas; y otra cosa es hacerse bola para alcanzar a comprar una charola de cerveza y luego seguir la fiesta en la calle, en reuniones o dando la vuelta, pues si tienen dinerito para eso, es obvio que tienen para cumplir con el quédate en casa cubriendo sus necesidades básicas.
Pero en fin, cada quien corre los riesgos que quiera y lo más seguro es que la gran mayoría no se morirá por causa del Covid-19 aunque se contagien, pero recuerda que esa minoría que sí morirá si se contagia “por tú culpa” pueden ser tus padres de la tercera edad, tus abuelos; tus parientes con diabetes, obesidad, hipertensión o alguna otra enfermedad crónica sin importar sus edades y sin importar que sean tus hijos, tus sobrinos, tus hermanos…
Adelante quien quiera aventarse el tiro y ser recordado como los Kamikazes Japoneses, pero quienes en verdad nos cuidamos cumpliendo con los protocolos de seguridad en la medida de lo posible, desgraciadamente estamos -como en la segunda guerra mundial- en las flotas rivales, somos pues los enemigos que también nos iremos como “efectos colaterales”.
Lo bueno que como nos dijo el Alcalde Librado Macías en la conferencia de prensa virtual de este lunes 25 de mayo del 2020 “ya se está buscando contratar un cuarto frío aquí en Caborca”, en franca alusión de que al ritmo que llevamos de contagiados llegará el momento en que no se darán abasto los hornos crematorios por el número de muertos…
Mil disculpas si esto ofende a alguien pero en esto no hay vuelta de hoja. Les deseo suerte a los Kamikazes y además de suerte, a los que están -como yo- en las flotas contrarias les deseo también mucho éxito, que juntos logremos salir adelante para después poder reunirnos y disfrutar lo que más nos agrade sin peligro alguno.
Si tienes que salir –también como yo- a buscar el pan de cada día, nada te cuesta reducir los riesgos cumpliendo con los protocolos, pero si cuentas con lo suficiente para cuidar de tu familia por otras semanas sin exponerte ni exponerlos, verás que vale la pena “aguantar vara” y quedarte en casa… Nos vemos… O nos escribemos…

Leave a comment

You must be Logged in to post comment.