Published On: Sab, Feb 8th, 2020

Crece Nómina del Ayuntamiento de Caborca

Sufre de ‘obesidad’ plantilla laboral municipal

¿Son justificados y/o bien reflejados en beneficios a la sociedad caborquense el incremento de personal?, usted juzgue sin apasionamiento o intereses políticos personales y entenderá mejor

Por Marco A. Manríquez
www.codigo07.com
FB: Frecuencia Informativa de Sonora FIS

Buenos días una vez más, Gracias a Dios, atento lector de esta columna del Tigre Blanco. Sin más preámbulo les comento que no es lo mismo prometer y cumplir, que cantar y chiflar al unísono, si no júzguelo usted, espero que tampoco su servidor tenga represalias de su parte como otros fanáticos políticos que se ofenden y ven pestañas de hormiga en ojo ajeno y predican con un mazo en la mano.
Y aunque es muy corto este espacio para desglosar todo el contenido de lo que paulatinamente daremos a conocer, opino que administración tras administración es la misma chifladera, al final todos somos engañados por la parafernalia política cuando sus adeptos andan buscando la venia o el voto ciudadano dizque para “gobernarnos con transparencia y rectitud.
Bueno el caso es que esta administración, a la cual en busca de un verdadero cambio le brindamos nuestra confianza; ñaca ñaca, ahí te va más de lo mismo pero agáchate para que no sientas el empujón, y luego luego aprendió las pregonadas y odiadas mañas de sus rivales políticos, incluso algunos de ellos insertados en el mismo organigrama administrativo municipal, y bolas Don Cuco que tras alardear un gobierno austero, fue pura perorata, ya que la plantilla laboral y aunque la quieran disfrazar de necesidades administrativas fue incrementada de golpe y porrazo, (eso sí ni crean que el aumento del mismo fue por favores personales, políticos u otros, malpensados).
Resulta qué gracias a los órganos de Transparencia Informativa, accedimos al número de empleados, que trabajan en la actual administración municipal, incluidos de confianza, (sin contar los extras, troles, mandaderos, mitoteros, etcétera, muy útiles éstos por cierto para eventos especiales como los que se avecinan).
¿Y que creen?, pues que a pesar de lo prometido y eso de que cada tres meses serían evaluados los funcionarios de confianza, y otras cosas más, pues resulta que nada de esto ha sido cierto y, ya a mitad de la campaña, hablando beisbolísticamente, el número de empleados a los que yo, usted y vosotros pagamos, aunque pareciera que es al revés, por eso del trato energuménico que recibimos, si no júzguelo en su bolsillo, o en los beneficios obtenidos en contraparte con lo prometido, incluyendo eso de que no habría represiones por críticas de los errores que cometen. Pues actualmente existen (según Transparencia, alrededor de 659 empleados, ¿cómo la vée?. Hay sígala “catoteando”. todo lo que ello implica en el impacto al erario municipal, en sueldos, prestaciones, primas vacacionales, viáticos, aguinaldos, etcétera y etcétera. Ahhh bárbaros como dicen mis amigos altareños, y ¿la austeridad pregonada dónde quedó?.
Eso de los sueldos y conjeturas se manejan aparte, por lo que concluiré la de hoy con un comparativo de las últimas tres administraciones, en las que ha habido alternancia.
Basado en fuentes oficiales
Administración 2012-2015; número de empleados: 602
Administración 2015-2018; número de empleados: 624
Actual Administración (hasta lo que va): número de empleados 659

PD rumorológica: Se dice que próximamente comenzará el ‘éxodus ahuevitis’ de alrededor de 30 empleados por verbigracia cupular municipal, dicho en totacha vulgar es que correrán pues a esas personas para incrustar a igual número de quienes se les debe favor campañil. Analicemos el costo-beneficio de esto en pesos y centavos y nos llevaremos una desagradable sorpresa, ya que ‘sangrará’ más a las arcas municipales… y sigue la mata dando con el doble discurso, ¡¡QDLB a todos por igual!!.

Leave a comment

You must be Logged in to post comment.