Published On: Mar, Ene 14th, 2020

ANACONDA Y “CABORCA Y LOS DESPEDIDOS” ( VAN PA’ AFUERA)

QUE LIQUIDARAN A DOSCIENTOS EMPLEADOS DEL AYUNTAMIENTO DE CABORCA
CIEN SINDICALIZADOS Y CIEN DE CONFIANZA.

Después de una buena caminata por las calles de París, Francia, un buen lonche al estilo mexicano para no perder la pose con mi amigo el Profe Guadalupe Gallegos.

ANACONDA
POR:- JOSE RAMON GASTELUM ROCHA
H. CABORCA, SONORA.
Pues ya de vuelta en las páginas de esta su mejor Revista Portada de Sonora, calentando las teclas de mi negro teclado, una vez salvado el fin de año, noche buena, navidad y todas las fiestas decembrinas que cada año Mi Poder Superior nos ha autorizado a cruzarlas hasta hoy.
Resulta que nos encontramos con la novedad que el Honorable Ayuntamiento de Caborca está analizando a fondo la posibilidad de recortar doscientas plazas de trabajo, a decir, cien plazas sindicalizadas y cien plazas de trabajadores de confianza, lo que ha desatado una temblorina entre los empleados del Ayuntamiento, ya que la situación en el ámbito laboral de por si está “para llorar”, y con estas decisiones de recortar gente, pues se avizora un horizonte muy triste para la clase trabajadora.
De cualquier forma, es un buen tiro que se aventará el alcalde Librado Macías González, y de lo que debe estar bien consciente, ya que es una necesidad prioritaria el adelgazar la nómina, pues cualquiera, sin haber estudiado en Harvard, sabe que la cosa no es tan sencilla de que cada administración vaya dejando un puño de chipilones en el Ayuntamiento y es por eso que llega el momento en que de plano no se puede soportar tantos salarios, y la verdad es que no es tanto el trabajo que desarrolla una

Integrantes del Ayuntamiento de Caborca.

administración para tantos trabajadores. En fin, seguramente algunos profesionales del ramo analizaron el punto y llegaron a ese punto de la necesidad de los recortes.
Esperemos que haya generación de empleos nuevos para evitar un desorden social que incremente la prostitución, la delincuencia, el índice de robos, y todo lo malo que es lo primero que hace un desesperado por llevar comida a su casa al no contar con un empleo.
De acuerdo a confiables fuentes de información, se iniciarán los recortes con los empleados de menor tiempo y baja escala, en virtud de ser los que le costarían menos dinero al Ayuntamiento para recortarlos y ofrecerles una digna liquidación o compensación por sus servicios prestados, ya que el asunto del dinero por esos lares de la administración pública, anda por los suelos, y esto no es el caso particular de Caborca sino en todos los niveles, como el federal y el estatal también donde ya no sienten lo duro, sino más bien lo tupido, pues muchos de los ingresos municipales que recibían, como por ejemplo Caborca los del Fondo Minero, sencillamente ya se los hicieron de agua en la Federación y eso era un fuerte apoyo, pero desgraciadamente la 4T determinó que se quedaban por allá “arriba” y allá se quedarán, enójese quien se enoje, brinque quien brinque, salte quien salte, y llore quien llore, simplemente ya no regresarán a esos municipios que tienen minas y que al final de la jornada, seguramente solo se quedarán con desolación y abandono, amén de los daños circundantes que esto provocará en un futuro no muy lejano.
Amables Anacondistas, este tema no será aplicado únicamente en el Ayuntamiento, según nos comentaron algunos empresarios amigos, pues el famoso paquete fiscal para este año 2020, no está dejando otro camino a las grandes, medianas, pequeñas y microempresas, que también se están viendo en la penosa necesidad de adelgazar sus nóminas y solicitar a sus empleados, aquellos que se queden a trabajar en las empresas, que de hoy en adelante trabajen un poco más y pierdan menos el tiempo con sus celulares, si es que quieren conservar sus empleos, pues de plano, nos comentaban que no podrán con la carga que significa la base trabajadora y encima la carga del paquete fiscal 2020, que solo permite utilidades para el IMSS, el INFONAVIT, el SAT, y todo lo que se le sume a estas dependencias gubernamentales, amén de que si realmente le presten un servicio digno y decoroso a los trabajadores y patrones que tanto dinero pagan por estos servicios de seguridad social, pues sabemos y está a la vista el pésimo servicio que otorgan, especialmente en el ramo de la salud, donde lo único que se tiene seguro, sin duda, es la muerte, ya que difícilmente curan a los enfermos, en el mejor de los caos les prolongan unos cuantos días su agonía, pero finalmente no hay capital humano ni técnico para solucionar a fondo el problema de la salud, y por si fuera poco se aventaron la jalada esa del seguro universal que ahora todos tenemos un sagrado derecho de ser atendidos en cualquier hospital público sin importar si somos afiliados o no, si pagamos nuestras cuotas obrero-patronales al IMSS, al ISSSTE, ISSSTESON, etcétera, etcétera, pues con el solo hecho de demostrar que somos mexicanos, ya deben atendernos sin importar el tipo de enfermedad, pues nos deben atender de todo, incluyendo las enfermedades crónicas, profesionales y de cualquier tipo… Imagínense, queridos Anacondistas, si antes no había medicamento, ni camas, ni enfermeras, ni médicos generales y mucho menos especialistas suficientes para los derechohabientes que estaban al corriente en el pago de sus cuotas para ser atendidos, pues ahora no me imagino que nos deparará el futuro. O a la mejor si sabemos, y será simplemente la muerte, o nos están llevando calladamente hasta dar el brinco a la salud privada, empezando para los jodidos que somos la mayoría, por los consultorios de Similares que ya son un gran respiro para las instituciones de salud públicas, que si no fuera por esos consultorios de similares, sencillamente no alcanzaría la infraestructura existente para atender a miles y miles que diariamente deciden atenderse en un consultorio similar, además de los que si tienen dinero y lo pueden hacer en las clínicas de prestigio, en las clínicas caras, aunque quien sabe si en verdad tengan prestigio, pero al menos si son caras y ahí van y caen los que si cuentan con jugosos saldos en sus cuentas para que los despeluchen por un catarro o un resfriado, y en la mayoría de los casos, ya estando adentro de una de esas clínicas caras, pues les inventan otras chingaderas hasta que les pegan buen bajón a los saldos de sus chequeras o de plano los dejan en ceros y van pa’ fuera, saliendo como entraron, solo que sin dinero. Bueno, eso es lo que nos platican algunos ciudadanos que ya han pasado por esos sinuosos caminos.
En fin, poco o nada bueno se avizora este 2020, aunque siempre ha sido así, mientras unos bajamos, otros suben, ojalá y Mi Poder Superior nos tenga en la curva de subida, porqué ya más para abajo, la veo difícil, en virtud que no podemos negar que la mayoría de los mexicanos hemos pisado un fondo bastante hondo, y de plano no se puede más. Ya veremos, le dejamos el buen tiempo al mismo tiempo. Nos vemos la próxima edición, Si Mi Poder Superior me lo permite.

Leave a comment

You must be Logged in to post comment.