Published On: Lun, Oct 28th, 2019

El desarrollo científico-tecnológico debe conducirse con criterios éticos, justicia social y cuidado ambiental @Conacyt_MX

Al participar en la mesa “Principios Éticos y Derechos Humanos en Ciencia y Tecnología”, investigadores urgieron a la comunidad científica para que aplique criterios éticos en las investigaciones de química y biotecnología.
La Dra. Refugio Rodríguez Vázquez evidenció que se han evadido los efectos negativos de plaguicidas en la salud y los riesgos derivados de la producción y consumo de transgénicos.
Los panelistas coincidieron en que los sectores más vulnerables no suelen ser beneficiarios de los resultados de las investigaciones financiadas con recursos públicos.
Ciudad de México, 24 de octubre de 2019.

En el marco del Ciclo de Conferencias y Mesas de Diálogo “Ciencia por México”, se llevó a cabo en el Conacyt la mesa Principios Éticos y Derechos Humanos en Ciencia y Tecnología, con la participación de destacados investigadores y especialistas, quienes coincidieron en que el desarrollo científico-tecnológico de México debe conducirse de forma honesta, inclusiva y sin causar daños a la salud de la población ni al ambiente. Asimismo, resaltaron la urgencia para plantear la CTI como una herramienta transformadora de la realidad social del país y, en particular, de los sectores más vulnerables, quienes no han gozado de los beneficios derivados de investigaciones científicas ni de las innovaciones tecnológicas financiadas con recursos públicos.

En representación de la Dra. Elena Álvarez-Buylla, directora general del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, la Biól. Karla Peregrina Oropeza, coordinadora de Proyectos, Comunicación e Información Estratégica del Conacyt, consideró necesario que la comunidad de científicos, tecnólogos, políticos, así como la ciudadanía en general, reflexione y evalúe las consecuencias no deseadas que pueden derivar de los desarrollos científico-tecnológicos.

Al inicio de la mesa de diálogo, la Dra. Refugio Rodríguez Vázquez, investigadora del Centro de Investigación y Estudios Avanzados (CINVESTAV), enfatizó que se deben aplicar criterios éticos al momento de realizar investigaciones y experimentos en los campos de la química y la biotecnología, donde predomina el uso de contaminantes, como los plaguicidas aplicados en la agricultura. Advirtió que se han evadido los efectos negativos de estos químicos en la salud y los riesgos derivados de la producción y consumo de organismos genéticamente modificados.

El Dr. Rodrigo Gutiérrez Rivas, profesor de Derecho Constitucional en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, puso sobre la mesa que todos los ciudadanos tienen derecho a gozar de los beneficios de la ciencia, acceder a oportunidades para contribuir a la actividad científica, participar en la adopción de decisiones y a disfrutar de un entorno favorable para la conservación, desarrollo y difusión.

“Desde el Conacyt deben emprenderse medidas positivas para que las poblaciones excluidas por pobreza puedan acceder a la ciencia. Esto también implica producir investigación con efecto social y mecanismos de participación, para determinar las necesidades de los sectores más excluidos y los problemas de seguridad alimentaria, ambiente, pobreza y gestión del agua”, precisó.

La Dra. Marisol Anglés Hernández, investigadora del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, afirmó que existe suficiente evidencia científica del mal uso que ha tenido el desarrollo científico-tecnológico en el país, lo cual puede constatarse en los ríos y suelos contaminados. Subrayó que, en materia ambiental, el Estado tiene la obligación de garantizar “los principios de prevención y precaución por encima del principio de reparación del daño”.

Finalmente, el Dr. José Antonio Sánchez Barroso, catedrático de Derecho Civil en la UNAM, hizo hincapié en que el Conacyt, los científicos y los investigadores están frente a la gran oportunidad de revirar el rumbo de la investigación y erradicar la simulación que ha predominado. Y propuso: “debemos entregarnos con el alma a la vocación de servir a la sociedad a través del estudio, la reflexión y la divulgación de las ideas”.

Es oportuno recordar que el Ciclo de Conferencias y Mesas de Diálogo “Ciencia por México” se realiza todos los miércoles en el Auditorio Eugenio Méndez Docurro del Conacyt, a partir de las 11:00 horas. La mesa “Principios Éticos y Derechos Humanos en Ciencia y Tecnología” se transmitió en vivo a través de Facebook Live en la página institucional: www.facebook.com/Conacyt_mx

Asistieron:

A la mesa de diálogo asistieron la Biól. Karla Peregrina Oropeza, coordinadora de Proyectos, Comunicación e Información Estratégica; el Dr. José Antonio Sánchez Barroso, catedrático de Derecho Civil en la Universidad Nacional Autónoma de México; la Dra. Marisol Anglés Hernández, investigadora del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM; el Dr. Rodrigo Gutiérrez Rivas, profesor de Derecho Constitucional en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM; y la Dra. Refugio Rodríguez Vázquez, investigadora del Centro de Investigación y Estudios Avanzados (CINVESTAV).

Leave a comment

You must be Logged in to post comment.