Published On: Sab, Oct 19th, 2019

Las Misiones de la Pimería Alta, un legado cultural en el noroeste de México

Concluye hoy el XII Foro de las Misiones del Noroeste de México, Origen y Destino de la Pimería Alta en Sonora

Ímuris, Sonora. – “La misión fue una de las instituciones religiosas, sociales, económicas y culturales más importantes en el proceso de conquista del norte de México; su estudio e investigación es primordial para entender los diversos procesos de desarrollo regional, y su conservación coadyuva a la fortaleza de la identidad de sus herederos”, declaró la Dra. Raquel Padilla Ramos en el inicio del XII Foro de las Misiones del Noroeste de México. Origen y Destino, que se realizó del 17 al 19 de octubre.

El foro resaltó la investigación, protección y divulgación de este patrimonio, en particular comprendido por las misiones de la Pimería Alta, que fueron establecidas entre 1687 y 1694 aproximadamente, por miembros de la Sociedad de Jesús, quienes extendieron su labor sin límite de fronteras en la conquista del territorio, hasta que fueron expulsados, destacándose la presencia del jesuita Eusebio Francisco Kino.

El encuentro tuvo la participación de más de 20 especialistas en antropología, arquitectura, historia y arqueología, de los estados de Sinaloa, Baja California, Sonora y México, así como de Arizona. E.U.A; además de cronistas, custodios civiles y autoridades eclesiales de la región.

“Evangelización de la Pimería Alta”, “De la misión a la privatización, Pueblos de misión”, “Mortalidad y Expulsión”, “Misioneros y expansión de las misiones”, “Arqueología en la Pimería Alta” y “Conclusiones de participación”, son las ocho mesas de trabajo que se desarrollaron durante este foro.

También se contempló las presentaciones de los libros Misiones, historia e identidad. Un viaje histórico y antropológico por las misiones del noroeste de México, coordinado por la doctora Raquel Padilla Ramos del Centro INAH Sonora; y Sobre el nombre California, del doctor Carlos Lazcano Sahagún del Museo de Historia de Ensenada.

El antropólogo José Luis Perea González, director del Centro INAH Sonora manifestó que “el patrimonio misional es de gran relevancia debido a que atestigua las primeras instituciones religiosas, sociales y culturales de la Conquista en el norte de México, por lo que su estudio, rescate y preservación constituyen objetivos primordiales para entender el desarrollo y los procesos sociales que se han dado a nivel regional y nacional”.

Por ello, el Instituto Nacional de Antropología e Historia en Sonora atiende desde hace más de cuatro décadas los templos misionales y sus acervos, principalmente esta ruta que incluye los municipios de Magdalena, Oquitoa, Pitiquito Ímuris, Tubutama, Cocóspera y Arizona, en la región de la Pimería Alta, área comprendida en el noroeste de México y sur de Estados Unidos.

“Las acciones del Centro INAH Sonora en la Pimería Alta se enmarcan en el programa permanente de rescate y revaloración de los edificios históricos bajo la jurisdicción del Instituto, que existen en los 72 municipios del estado, cuyas facultades como la instancia normativa se las otorga la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos en sus artículos 35 y 36”, informó Perea González.

Asimismo, el INAH, a través de la Coordinación Nacional del Conservación del Patrimonio Cultural, de la Dirección de Operación de Sitios del INAH, del proyecto “Protección de bienes muebles en recintos religiosos en el estado de Sonora” y del área de Restauración del Centro INAH Sonora, ha catalogado, registrado y restaurado algunos bienes culturales que se resguardan en los templos, asimismo, ha realizado el rescate de pintura mural y se han desarrollado proyectos de señalización en la ruta.

Sin embargo, el patrimonio cultural vinculado con la Pimería Alta, no solo se remite a los bienes culturales, los objetos históricos, pinturas, esculturas, sino que se incluyen con gran relevancia, la presencia de los pueblos indígenas, sus tradiciones, rituales, oficios y gastronomía que, en conjunto, forman parte de este legado cultural a valorar y estudiar por los especialistas, que hoy concluye en Magdalena de Kino.

“De ahí la importancia para el INAH, el rescate y la preservación de este legado, que constituye un reto, con la participación de las poblaciones, autoridades municipales y estatales, por lo que se llama al esfuerzo conjunto de gobiernos, asociaciones civiles, cuerpos colegiados y organismos coadyuvantes para lograr mecanismos y proyectos con recursos para la conservación de las misiones históricas que fortalecen la identidad heredada”, destacó el antropólogo Perea.

El XII Foro de Misiones se realizó bajo la coordinación de la Secretaría de Cultura estatal, a través del Instituto Sonorense de Cultura, en coordinación con el Centro INAH Sonora, del 17 al 19 de octubre, en los municipios de Ímuris, Magdalena, Caborica, Santa Ana y Caborca.

Leave a comment

You must be Logged in to post comment.