Published On: Vie, Sep 27th, 2019

ERNESTO “EL BORREGO” GANDARA ESTUVO EN CABORCA. @EGANDARAC

“ANDA SOBRE UNA CANDIDATURA POR EL PRI”, DIJERON AHÍ.

ANACONDA
POR:- JOSE RAMON GASTELUM ROCHA
H. CABORCA, SONORA.

Con la novedad, amables Anacondistas, que por prescripción médica, ahora de vez en cuando, este humilde Anaconda tendrá que ir a dar uno que otro paseo por este hermoso desierto para ver si así se compone el desorden que provocaron en mi salud los inmoderados empaquetamientos alimenticios de años atrás, como los chicharrones, los taquitos del Compadre, la sabrosa carne asada de con Martín en El Herradero, y un sinfín de comidas que por su buen sabor, también se contraponen con la salud que alguna vez tenemos los humanos en las primeras etapas de nuestras vidas.
Bueno, el asunto es que ahora hay que recomponer el diario vivir y adoptar un nuevo “Life style”, y eso me llevó el pasado a caminar y admirar los hermosos paisajes que nos regala mi Heroica Caborca. Había un sol espléndido y el aire era un diamante que hacía brillar el ardiente desierto.
Pudimos saludar amigos por rumbos de la costa agrícola, esos amigos del desierto, hombres de rostros quemados; toda su expresión de soledad y abandono se deposita en sus ojos de oscura intensidad.
Querido Anacondista, caminar por aquellas desérticas planicies, enfrentarse a los arenales, no me lo vas a creer, pero es algo así como entrar a la luna. Como ya lo hemos comentado en esta columna, algunas veces, esa especie de planeta vacío guarda la riqueza del país, pero es preciso sacarla de la tierra seca. En pocos sitios del mundo, la vida es tan dura y a la par tan desprovista de todo halago para vivirla. La tierra desnuda, sin hierba, sin agua, es un secreto inmenso y huraño, al igual que ese aire del desierto, igual a un cristal duro y transparente.
Amable Anacondista, en donde hay bosques junto a los ríos, todo le habla al ser humano; el desierto, en cambio es incomunicativo, es muy difícil entender su idioma, o sea, su impenetrable silencio, y eso le da valor agregado a lo ahí logrado.
“Ya déjate de mamadas, pinche Anaconda. Ya tenías tiempo que no salías con tus babosadas románticas, con tus putadas, y ahora ya estás volviendo. Se me hace que con la llegada del Otoño se te cambian las pilas o los cables. Mejor platícanos que pasó con la venida del Borrego a Caborca, que sucedió aquí con Ernesto Gándara en esa reunión que tuvo en motel El Camino y déjate de andar escribiendo putadas, esas déjalas para cuando andes por allá en Europa, donde si le dan valor a esas putadas”.
Vaya, vaya, vaya, intolerante Anacondista. Una vez más intentaste desequilibrar mis emociones y una vez más no te saliste con la tuya; sin embargo, cada vez te ganas más mi admiración por esa presión genital que inyectas al ejercer tu derecho para estar bien informado en tiempo y forma, por lo que te puedo comentar, que en efecto, se convocó (aún no se sabe por quién), a un puñado de hombres y mujeres para asistir a una reunión que tuvo verificativo en el internacionalmente conocido Salón “El Conquistador” del no menos internacional Motel “El Camino” de esta Heroica Perla del Desierto, que por cierto está festejando orgullosamente su arribo a los cincuenta años de edad, por lo que los felicitamos calurosamente.
Muy bien, el asunto es que se reunieron ese puño de hombres y mujeres en ese lugar para tener una charla con Ernesto “El Borrego” Gándara, que por todos es sabido que anda buscando una vez más, ser abanderado del PRI a la gubernatura del Estado de Sonora en el 2021y si los números le favorecen, suceder en el cargo a la actual Gobernadora Claudia Pavlovich Arellano, de la que por cierto, podemos comentar que ha venido haciendo muy buen trabajo y la ciudadanía no se puede quejar, pero desgraciadamente no cuenta con un equipo conocedor del oficio de la política y la mayoría de su trabajo se va por la borda, pues su círculo de colaboradores, de plano que no pelan un chango a nalgadas y poco o nada hacen, o quizá sea parte de la estrategia de alguien más que esté trabajando por debajo de la mesa. ¡¡Quién sabe!!.
Pues el asunto, mi querido Anacondista, es que de esa reunión, poco o nada se sabe, solo que asistió mi amigo “El Rorro” Quiroz, que no tiene nada de raro, pues asiste a todas las partes donde lo inviten y a donde no lo inviten también, ya sea de Morena, del PRI, del PAN, de lo que sea, sobre todo si es de política, la que le encanta a mi buen amigo “El Rorro”. Otro por el estilo que ya ni sabe si va o viene, es el veterano “¡¡Grillu!!”, como cariñosamente le decimos sus amigos a Fidencio Hernández, y así más o menos de ese nivel estuvo la reunión, pero este humilde Anaconda les puede asegurar una cosa, y es que lo de menos es la veracidad de la noticia, aquí lo más importante es que “él”, Ernesto “El Borrego” Gándara, sigue siendo la figura principal del partidazo, es un “factor real de poder en estos momentos de reacomodo de las fuerzas internas que está viviendo el PRI en Sonora”.
¿¡Saben Ustedes de alguna oveja que la haya hecho nada más balando!?, por supuesto que no, tiene que ponerle manos a la obra, tiene que instrumentar estrategias para que lo proyectado salga adelante y pueda llegar a buen puerto. Esto es precisamente lo que anda haciendo “El Borrego” por todo lo largo y ancho de la geografía sonorense, tanto con buenos, como malos, bonitos y feos, barbones y rasurados, altos y chaparros, putas y sacerdotes, imbañables y bañaditos, blancos y negros, putos y marimachas, márgaros y payasos, y toda la especie que se sume al proyecto y que cuente con lo que se requiere, una credencial de elector, que aparezca en el padrón electoral y vámonos recio. Así que nos vemos la próxima edición, si Mi Poder Superior me lo permite.

Leave a comment

You must be Logged in to post comment.